Como lo mencionamos en la entrada anterior, el oxígeno
es uno de los gases medicinales con mayor demanda; razón por la que te compartimos algunos consejos que la Procuraduría del Consumidor (Profeco) ha publicado:

Primero, debes saber que el concentrador es un dispositivo eléctrico que separa el oxígeno del aire de la habitación. Por su parte, el tanque ha sido diseñado para contener específicamente este gas comprimido a altas presiones. Se fabrica en acero al carbón o aluminio de una sola pieza y cuenta con una válvula que se protege con un capuchón o caperuza protectora.

Al momento de adquirirlo, este debe estar debidamente etiquetado, señalando los datos del proveedor y su capacidad. También se identifica con el color verde en el hombro (Pantone 575 C), la fecha de su prueba hidráulica y la de su fabricación, así como su número de serie y una cruz de color rojo en una de sus etiquetas.

Con el objetivo de garantizar que el tanque se mantenga en óptimas condiciones, Profeco recomienda realizarle una prueba hidrostática para garantizar que no posee fugas o defectos. De esta manera podrás recargarlo de manera segura. 

¿Necesitas adquirir un tanque de oxígeno medicinal? Hazlo en Gases Envasados, en donde contamos con otros gases medicinales. Te esperamos en nuestras instalaciones ubicadas en Puebla.